sábado, 28 de mayo de 2011

El experimento de las cebollas (conclusiones finales)

Hace unos meses hice un pequeño experimento con las cebollas, transplanté unas cuantas que habían quedado olvidadas en el báncal del año pasado, y también planté otras que tenía en la despensa y que habían comenzado a germinar. Esperaba que creciesen con normalidad y diesen unos hermosos frutos pero lo cierto es que todas las cebollas que planté de esa manera han espigado y están echando semilla como se puede ver en la foto, por lo que puedo dar el experimento por concluido y fracasado.
 

En cuanto a las que planté siguiendo el método tradicional, no está siendo una buena temporada. Como se puede ver en la foto la mayoría se han quedado con un tamño muy pequeño.

3 comentarios:

Luis dijo...

Yo no consideraría el hecho de que espiguen un fracaso. Si las dejas crecer (yo me quedaría dos o tres de las mas grandes) tendrás semillas para la próxima cosecha, y seguro que estarán bastante mas aclimatadas al lugar. Con el tiempo tan raro que tenemos últimamente es normal que, siendo mas antiguas, quieran propagarse.

Respecto a las que se quedaron pequeñas, un consejo que me dio un amigo y que, tras experimentarlo hace unos meses, ha dado un resultado excelente (cebollas incluso mas grandes que las comerciales): Consiste en "asustarlas" (así es como los viejitos de aquí lo llaman). Básicamente tiras de ella cuando esta a mitad de crecimiento, levantandola dos o tres centímetros, como si la fueras a arrancar (¡ese es el susto que se llevan jeje!), pero luego las dejas en su mismo sitio, aporcándola un poco, y esperas otro tiempo mas.

Con anterioridad también he probado pisarlas una o dos semanas antes de cosecharlas, técnica también tradicional, pero el resultado no es tan bueno.

Estoy pensando seriamente plantar muchas cebollas pues son muy agradecidas. Pese a que tardan en engordar, nunca las ataca ningún bicho y si no reciben agua no se mueren (tampoco crecen...). Además, una vez arrancadas se pueden conservar durante bastante tiempo.

¡¡Viva la cebolla!!

lahuertadelosrobles dijo...

Es cierto, qué gran hortaliza. Y qué rica a pa plancha en rodajitas finas. Yo cultivo una variedad morada de Amposta, deliciosa y otra blanca que yo llamo "de por aquí".

Aprovecho este comentario para darte a conocer unos cursos que organiza la Asociación Cultivabio relacionados con la agricultura y la ganadería ecológicos, entre otros relacionados con la alimentación y la comercialización. Si no han cambiado las condiciones, son on-line y gratuitos. He publicado una entrada en el blog con la información pertinente o envíame un correo y te cuento algo más. Salud

ofedellas dijo...

Luis Muchas gracias por tus consejos, este año ya es un poco tarde pero para la próxima temporada intentaré asustarlas a ver si tengo éxito.
Lahuertadelosrobles Gracias por tu información.