martes, 1 de marzo de 2011

¿Marketing, publicidad engañosa o estafa?

 Esta fue la sorpresa que me llevé hace unos días cuando me compré este paquete de salmón ahumado, presuntamente 100 gr., pero al ir a utilizarlo en la receta que iba a preparar, me di cuenta que los 100 gr. se quedaban en bastante menos. El peso del envoltorio plástico exterior era más o menos normal, pero al coger la lámina gris donde se colocan las tiras de salmón, ésta parecía de plomo fundido. Así que quise salir de dudas y la coloque en la pesa. Mi sorpresa fue mayúscula cuando vi que lo que marcaba, ni más ni menos que 38 gr., para un peso total de 100 gr. que fue lo que yo pagué. Yo lo llamaré estafa.

6 comentarios:

DANINLAND dijo...

¡Más de la cuarta parte del peso de lo que debería ser el producto, en el envoltorio!!!

Estafa en toda regla; de la que nos colarán a cientos, seguro.

Necesitamos granel de calidad ny menos plásticos...

Un saludo.

mertesaker dijo...

Amigo, si te pone 100gr de peso neto, pues es una estafa en toda regla. Si no pone eso, al menos es un producto que lleva al engaño... y eso es muy reprobable.

Yo no digo ná... dijo...

Buenas!
Es descarada la forma que tienen los grandes de tomarnos el pelo... de todas formas te recomiendo prepares el salmón tu mismo, tiene mucho mejor sabor y textura y encima es muchísimo más barato. Yo lo hago y es muy fácil: compras la pieza de cola de salmón (lo que tú quieras 100, 200gr o más...) mezclas la mitad del peso del samón de sal y la otra mitad de azucar (si el salmón son 200gr, son 100gr de sal y 100gr de azúcar). Le haces camita de la mezcla al salmón y con el resto lo cubres. Se tapa con papel de aluminio y si puedes le pones peso (un brick de leche es lo que utilizo yo). A las 12 horas tienes que darle la vuelta al pescado y dejas reposar otras 12 horas. Pasado ese tiempo enjuagas bajo el grifo el pescado y cortas muy fino. Se guarda con aceite de oliva y dura bastante en la nevera. Está exquisito, nada que envidiarle al de paquete... Puedes aderezar con eneldo en la propia mezcla de sal y azucar o posteriormente en el aceite.

Saludos!


Yo no digo ná...
http://yonodigona.wordpress.com/

Melodi, la neurona que piensa dijo...

Jelous!!
Y ya que estoy por aquí te dejo mi blog si te gusta leer literatura personal y escribir (microrrelatos, reflexiones, poemas, relatos), debatir sobre los acontecimientos de la vida y por supuesto hacer publicidad de tu blogspot en la pestaña "Aquí tu blog" para compartir con el resto de bloggeros tus inquietudes.

http://insolitadimension.blogspot.com/

Únete si lo deseas y si no pues otra vez será. Gracias ^^

Luis dijo...

Que fuerte... ¿Plomo dices? Comerlo no es nada bueno para la salud. No creo que se permita como "separador" de comida...

Que pasada como está el patio. Podría ser hasta "delito contra la salud pública"...

ofedellas dijo...

Hombre de plomo plomo no creo que fuese, pero por el peso en relaciçon con su tamaño, era lo más parecido.