martes, 19 de agosto de 2008

Tomates rellenos

Como comenté en mi primer "post", otra de mis múltiples aficciones es la cocina, y mi intención en este blog era, no sólo comentar la evolución de la huerta, sino también, de vez en cuando, añadir alguna receta realizada con algún producto de mi huerta. Como estoy en plena producción de tomates, se me ha ocurrido, para comenzar una receta sencillísima y que seguro que muchos ya habréis probado alguna vez, se trata de unos tomates rellenos de atún y arroz.

Para comenzar elegiremos unos tomates no muy maduros y un tamaño mediano, tirando a grande, en mi caso el tamaño no era demasiado grande.

Lavamos bien los tomates, le cortamos con la punta de un cuchillo la zona donde el tomate está unido a la planta y cortamos también una pequeña rebanada de la parte superior que nos hará de tapa.

Con una cucharilla u otro utensilio adecuado, vaciamos el tomate, dejando un pequeña capa de carne por toda la superficie interior del tomate.

En una olla con abundante agua con sal echamos el arroz, una vez el agua haya roto a hervir y esperamos el tiempo necesario de cocción que dependerá del tipo de arroz. Un vez cocido lo pasamos por debajo del grifo de agua fría, para cortar la cocción y que no se nos pase y lo dejamos escurrir.

La pulpa que hemos extraído de los tomates la dejamos también en un escurridor para que pierda el agua y no nos salga el relleno muy líquido.

En un bol ponemos el arroz blanco, la pulpa del tomate finamente picada,

una lata de atún bien escurrida y unas cucharadas de mahonesa,

y mezclamos bien con una cuchara hasta obtener una pasta homogenea y manejable.

Antes de comenzar a rellenar los tomates, salamos bien el interior (al gusto).

Con una cuchara procedemos a rellenar los tomates uno a uno.


Tapamos los tomates, los metemos un rato en la nevera y ¡a disfrutar!

La primera vez que probé esta receta fue en la Taberna O Lagar de Eiras y como me gustaron tanto, de vez en cuando los preparamos así en casa. Además pueden estar un par de días en la nevera y están igual de sabrosos. Espero que también os guste y os animéis a hacerla, si no la habéis hecho ya alguna vez.

2 comentarios:

francisco dijo...

Gracias Fedellas!!!
Sé de dos monecos de 3 años que van a dar saltos de alegria.
Fran.

ofedellas dijo...

Pues espero que les gusten. Y hasta te pueden ayudar a rellenarlos, a los niños les gusta mucho participar en las tareas de los mayores.
Un saludo.