martes, 25 de enero de 2011

Una de col y otra de arena

Como intenta avanzar el título de esta entrada, el resultado de este año con las coles ha sido de lo más dispar. Por un lado, ya he podido probar el brécol y como se puede ver en la foto parece que otras cabecitas ya están en camino.

En cambio la coliflor no ha podido resistir el frío y sobre todo la lluvia de este invierno.
 

Aunque queda una plantita que me puede dar una alegría.
 

También he comido repollo aunque no ha crecido todo lo que esperaba. Los que mejor se están comportando, al igual que años anteriores son los grelos de nabicol que esperan la llegada, otra vez de la lluvia, para brotar en todo su esplendor. Este es el aspecto que presenta el bancal de las coles.

La primera actividad oficial en la huerta de este año ha sido el transplante de una maceta semillero de perejil a la huerta para que la planta se pueda desarrollar libremente.

Anteriormente ya había transplantado unas cuantas plantitas a macetas individuales que las he tenido a resguardo de las inclemencias del tiempo para poder consumir perejil en este periodo invernal.

1 comentario:

Abisal dijo...

Vaya, me ha sorprendido ver los nuevos brotes de brécol, no sabía que pudieran producir nuevas cabecitas.